Papa Francisco habló con niños damnificados de México

“Miren adelante siempre, lo que están viviendo es un paso en el camino de la vida para poder vivir después mejor”. Este fue el mensaje del Papa Francisco que dirigió, en la tarde del 26 de octubre, a algunos niños de Morelos, víctimas del terremoto del pasado mes de septiembre que golpeó a México, provocando la muerte de más de 300 personas y numerosos daños materiales.

En el marco de su vista a la sede romana de la fundación “Scholas Ocurrentes” o “Escuelas para el encuentro”, el sumo Pontífice estableció contacto con jóvenes de las Clínicas Reparadoras de Arte, pertenecientes a la fundación Scholas con sede en México, y que pertenecen a los municipios de Jojutla, Tetela y Hueyapan en Morelos, los cuales fueron severamente afectados.

En el centro organizado en Roma por la fundación Scholas Ocurrentes, el Santo Padre conversó con los jóvenes a través de un videoconferencia, en la cual también participaron jóvenes de Estados Unidos, Puerto Rico, Paraguay y Argentina.

Durante el mensaje a México, Joaquín, de 8 años, explicó al Papa su experiencia de vivir en un albergue junto a su familia, que perdió todo a causa del terremoto. Luego intervino Teresa, de 10 años, quien le mostró un dibujo que realizó para explicar cómo vivió el sismo.

Junto a los pequeños, habían otros que le mostraron a su Santidad un mural con dibujos, en donde expresan sus sentimientos con respecto a lo vivido por el terremoto de 7.1 grados, esto gracias a las Clínicas Reparadoras de Arte, programa implementado en Morelos y que forma parte de Scholas Ocurrentes.

Durante la charla, el Papa Francisco habló con los jóvenes temas de drogas, inmigración, el cuidado del medioambiental y la problemática del suicidio.

 

Con información de Cáritas Mexicana