Pueblos indígenas llaman a la unidad tras sismo

La Dimensión de Pastoral Indígena de la CEPS envió un comuniacado de solidaridad con aquellos que perdieron a sus seres queridos, sus viviendas y su tranquilidad debido a los desastres naturales que que sufrió el país en los últimos meses.

Encomendaron a la Tonantzin Guadalupe, que así como ella levantó  al tío Bernardino de sus enfermedades y sufrimientos, de la misma manera, ayude a los mexicanos a levantarse del abatimiento.

También pidiieron a todos los hijos de los Pueblos Originarios,  que en base a sus ancestrales costumbres de Tequio, Guelaguetza, Mano Vuelta,  Paclan áanta, Kórima y Faenas se  solidaricen con aquellos que sufren.

“Compartamos nuestro maíz, nuestro frijol, nuestra casa, nuestro vestido y cariño para que nos ayudemos a levantarnos dignamente de la postración en la que nos han dejado los Sismos.”

La comisión que preside Mons. José de Jesús González Hernández pidió recordar que hoy más que nunca estrechemos una relación de cuidado con la Madre Tierra pues ella es importante para la vida humana por ser el altar donde tejemos la vida.

Siguiendo la exhortación del Papa Francisco, “Como cristianos, queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la humanidad.  (LS 216).

La crisis ecológica nos llama por tanto a una profunda conversión espiritual, una «conversión ecológica,» (LS 217).